Para quien no lo sepa, la pesca con mosca es un tipo de pesca deportiva que usa principalmente una caña mosquera y un cebo o señuelo llamado mosca. Se realiza fundamentalmente en zonas de aguas continentales o fluviales, como son ríos, riachuelos, pantanos, lagos o embalses y con mucha menos frecuencia puede ser practica en agua salada. Otros nombres que recibe son, en inglés, flyfishing o también pesca con cola de rata, por el característico sedal que utiliza. El inicio de la pesca con mosca se puede remontar a más de 2000 años A.C., como no en la milenaria China, donde según algunos escritos, se describe la utilización de moscas artificiales para atrapar peces. Algunos autores e historiadores afirman que el origen de esta modalidad de pesca se centra en Macedonia, en el Siglo II A.C., sea cual sea su origen, el uso de anzuelos recubiertos con plumas imitando a insectos y pequeñas presas de los depredadores de río se lleva practicando desde hace cientos de años y por todas partes del mundo, siendo la pesca a mosca como una de las técnicas de pesca deportivas más extendidas por todo el mundo, y por algo será.

La técnica para pescar con mosca

Nos es fácil pescar a mosca, y más si estás comenzado, ya que requiere de mucha práctica para hacer “bailar” nuestro sedal al son de nuestra caña y colocar la mosca en el lugar exacto donde queremos que piquen nuestros ansiados peces. Darle el efecto látigo a la cola de rata requiere de mucha maña y horas y horas de enredos, pero no te preocupes, como todo se puede aprender y si te gusta la pesca, este tipo te enganchará una vez que lo pruebes, te lo aseguro. Básicamente utilizaremos una caña muy ligera y mucho más flexible que cualquier otro tipo de cañas utilizadas en la pesca en mar.

El momento de pausa es el que nos dará mayor o menor distancia en el lance, es decir, más pausa, más distancia y viceversa. Este tipo de pesca fluvial se basa en capturar al pez atrayéndolo mediante un señuelo o muestra que imita a todo tipo de insectos, ya sean ninfas, pupas, secos o ahogados de una forma pausada y con mucho mimo. Es evidente que cada pez tiene unas costumbres y gustos alimentarios, es por ello que el buen pescador a mosca utiliza este conocimiento para optar por un señuelo o mosca distinto para cada ocasión, ya sean para pescar a media profundidad, en superficie o en el fondo. Es por ello que podemos diferenciar dos tipos de pesca con mosca claramente diferenciadas.

Materiales y equipo esencial para pescar con mosca

El equipamiento de este tipo de pesca deportiva es, sin duda especial, ya que pesca a mosca requiere de materiales y accesorios específicos, vayamos a repasar cada uno de ellos con mayor detalle.

Cañas de pesca con mosca

Este tipo de cañas sin singulares, sus mayores características son su alta flexibilidad y su bajo peso, aunque estos detalles también dependerán de las predilecciones del pescador además de otros aspectos como el peso de la línea a usar o el tipo de carrete que elijamos. Se suelen usar cañas de entre 2 y 3 metros y medio (entre 7 y 11 pies), la longitud dependerá de la zona y el tipo de pez que vayamos a pescar y del señuelo a utilizar, construidas en distintos materiales según la gama de la caña, por ejemplo, para cañas de gama media o baja se usa fibra de vidrio o bambú y para cañas de pesca mosca de alta gama el material principal es la fibra de carbono, mucho más ligero y resistente.

Referente a la acción de las cañas (donde dobla la caña) encontramos 3 tipos:

Carretes de pesca a mosca

Carrete pesca a mosca semiautomaticoEs una pieza especial dentro del equipo del pescador mosquero, su principal cometido es la de llevar y almacenar el sedal de pesca en su interior, podemos encontrar en el mercado infinidad de marcas y precios muy dispares entre sí, aunque por sus características existen dos tipos de carretes mosqueros, los manuales y los semiautomáticos, con estos últimos podremos recoger el hilo de una forma mucho más rápida y cómoda, este tipo de carretes de pesca semiautomáticos son muy prácticos para los pescadores principiantes. El peso y tamaño tiene que ser proporcionado a nuestra caña.

Líneas de pesca

Sin duda es una de las partes del equipo de pesca con mosca que más se diferencia de otras modalidades de pesca deportiva, el seda mosquero tiene unas características singulares en peso, tamaño y grosor y dependiendo de estas podremos darle unas aplicaciones u otras. El material de fabricación de las líneas pueden ser naturales o sintéticos, y debido a su forma recibe el nombre de cola de rata, ya que el grosor va en retroceso hasta llegar a unirse con la línea madre. El peso es mayor que otros tipos de hilos de pesca convencionales para poder lanzar las pequeñas y livianas moscas al punto deseado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *