Gobierno promulga ley que establece el nuevo Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, promulgó el pasado martes la ley que establece el Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres. La ley sustituye a la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) por el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (SENAPRED), el cual reconoce e incorpora todos los avances y desarrollos que se han logrado en función de las buenas prácticas y lecciones aprendidas en esta última década por el actual sistema nacional de protección civil y por la ONEMI.

El Delegado Presidencial (S), Juan Luis Amenábar, destacó la promulgación de esta nueva ley, que permitirá ser mucho más preventivos frente a las contingencias naturales. “El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera propuso cambiar la institucionalidad, crear una nueva institución que tuviera más atribuciones, más facultades, más poderes y más potencia para prevenir, enfrentar y recuperarnos cuando la adversidad quisiera nuevamente mostrarnos su rostro, y hoy se da vida a esta ley muy necesaria para nuestro país, y en especial en nuestra Región de Aysén que, debido a la diversidad y extensión de nuestro territorio, presentan variadas amenazas”, expresó la autoridad.

El nuevo servicio, que asumirá las obligaciones y derechos de la ONEMI, además de nuevas funciones, será una entidad descentralizada y desconcentrada territorialmente, a cargo de asesorar, coordinar, organizar, planificar y supervisar las actividades relacionadas a la Gestión del Riesgo de Desastres del país. El servicio estará a cargo de un Director Nacional, quien será el jefe superior del Servicio, mientras que en cada región habrá una Dirección Regional del Servicio, a cargo de un Director Regional.

Marco normativo

La nueva ley introduce diferentes definiciones y disposiciones, creando un marco normativo mucho más sólido para la gestión del riesgo de desastre en nuestro país, cuyas principales funciones son: asesorar al Comité Nacional, coordinar y supervisar la ejecución de los Instrumentos de Gestión del Riesgo de Desastres (GRD) y, finalmente, asesorar y apoyar a los integrantes del Sistema en el desarrollo de capacidad para la GRD.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.